7 ideas para mejorar el clima laboral en un espacio coworking

Cada vez más empresas, negocios o profesionales independientes deciden apostar por un espacio común para realizar sus deberes y actividades diarias. Compartir el espacio puede traer muchos beneficios, pero al crear un ambiente único debemos hacerlo más productivo, confortable y agradable para todos.

Por ello, hemos elaborado una lista con siete ideas útiles para mejorar el clima laboral en un espacio coworking, de modo que todos los participantes se beneficien de ello y el resultado global sea el esperado.

  1. Crear espacios agradables. Es importante que el ambiente en donde todas las fuerzas de trabajo convergen tenga buena iluminación, orden, esté limpio y libre de ruidos. La accesibilidad al espacio también es otro punto muy a tener en cuenta. También es necesario tener salas para reuniones privadas o para algún tipo de capacitación sin interrumpir al resto de usuarios.
  2. No descuidar la privacidad. Cada coworker necesita de un espacio íntimo. Por ello, es importante incorporar mamparas movibles, paneles, macetas, etc. En suma, debemos personalizar el terreno individual de trabajo. Un ejemplo de ello es trabajar con música. En este caso, los audífonos bluetooth cuentan con niveles de cancelación de ruido, de modo que el usuario puede concentrarse en lo que hacen sin molestar al resto de personas.
  3. Acondicionar una zona FIKA. Para lograrlo, necesitamos una cafetera, un hervidor de agua, una nevera, una mesa y unas sillas. Esta debe estar ubicada en un espacio más apartado e íntimo para socializar y descansar. Es mucho más agradable que comer en el propio ambiente donde se trabaja, es más barato y saludable.
  4. Tener una filosofía común. Dado que todos trabajamos en una misma área, debemos tener un lema o eslogan que nos identifique, el cual debe estar en casi todos los rincones del local. De este modo, todos los miembros del equipo podrán interiorizar el mensaje y se sentirán más identificados con la institución y con los objetivos propuestos.
  5. Libertad de horarios. La restricción de horarios puede perjudicar el ambiente laboral. Si es posible trabajar sin restricciones, de acuerdo con las necesidades personales y exigencias del mercados, los integrantes del equipo se sentirán aún más cómodos.
  6. Responsabilidad social. Es importante fomentar lo ecológico y reducir nuestra huella de carbono. Podemos impulsar el reciclaje, la reutilización y participar de proyectos solidarios. Incluso podemos organizarlos e involucrar a más personas en este tipo de actividades.
  7. Unión de fuerzas. Tener objetivos claros nos permitirá trabajar de forma conjunta y como un verdadero equipo. La compenetración y la solidaridad entre los miembros de la empresa son herramientas indispensables en pos de lograr nuestras metas.

Pasar de un área individual a un espacio compartido no es tarea sencilla, pero poner alguno de estos consejos en práctica nos ayudará a estar un paso más adelante de alcanzar un grato clima organizacional, conformar un equipo de trabajo y unir fuerzas para lograr todas las acciones propuestas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.