Consenso de Washington ¿en que consistío?

El consenso de Washington es como fueron conocidas un conjunto de medidas económicas, específicamente diez de ellas para estabilizar la macroeconomía, esto se debió a la crisis financiera por la que atravesaban diversos países en vías de desarrollo.

En cuanto a su concepto, fue el economista británico John Williamson quien acuñó este término en 1989, se le conoce de esta forma porque dichas medidas tuvieron un consenso en el seno de diversas instituciones con sede en la capital de los Estados Unidos, entre las que destacan el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro de Los Estados Unidos. Este concepto ha sido usado más bien de una forma peyorativa para el fundamentalismo de mercado o neoliberalismo.

Reformas en la política económica del Consenso de Washington

Motivado a la profunda crisis financiera, fueron propuestos tipos de cambio que fueran más competitivos, para de esta forma incentivar el crecimiento de las exportaciones, recortar el papel del estado y que pudiera concentrarse en el gasto público y la generación de servicios básicos públicos mucho mejores y financiar la inversión, entre otros aspectos.

Estas son algunas de las reformas:

Disciplina de políticas fiscales

Tenía como principal objetivo concentrarse en evitar grandes déficits fiscales, en relación con el producto interno bruto. De esta forma se busca evitar que la inflación producto de un dislocamiento de la macroeconomía afectara la confianza de los inversionistas y causara entre otras muchas cosas fuga de capitales y déficit presupuestario.

Prioridades en el gasto público

Con esto se buscaba dirigir de la mejor manera el gasto público, de esta forma se buscó la forma de crear reformas para apoyar la educación primaria y en líneas generales desarrollar mejores servicios públicos y recortar todos aquellos subsidios indiscriminados a empresas conocidas como empresas paraestatales.

Era importante que esto se realizara sin utilizar los impuestos, esto afectó de forma directa a las empresas que dependían del estado, pero por otro lado como mencionamos estos recursos se dirigirán a áreas estratégicas para el desarrollo social.

Reformas tributarias y fiscales

Estas reformas tenían como objetivo recaudar más impuestos, una de las maneras de hacerlo sería a través de recortar el gasto público y de esta forma garantizar el crecimiento con una base tributaria garantizada.

Liberalización financiera y tasas de interés

Tenía como objetivo la implementación de tasas de interés positivas que fueran reales y se determinaran por el mercado. Entre alguno de los efectos que esto tendría sería aumentar el ahorro para evitar cualquier problema que pudiera traer esto con respecto a la deuda pública.

Fomentar un tipo de cambio competitivo

Este requisito era considerado primordial para generar crecimiento en las exportaciones, esto tendría como consecuencia que las empresas se interesarían en invertir en las industrias de exportación.

Estas políticas del consenso de Washington tenían el enfoque en América Latina y que de esta forma pudieran recuperarse de las crisis financieras por las que pasaban durante este periodo de tiempo.

Comercio libre

Esta sería la reforma que complementaria el cambio competitivo. Se consideró que las políticas y restricciones a nivel de las importaciones, eran contraproducentes y debían sustituirse por medidas que permitieran importaciones a precios favorables, sobre todo a nivel de productos que permitieran activar la producción en el sector agrícola.

Inversión extranjera

En el Consenso de Washington la inversión fue un punto fundamental, los países extranjeros invertirían en aquellos en vías de desarrollo, el capital, los conocimientos y experiencia a nivel de producción serían vitales, para que en estos países en vías de desarrollo pudieran crecer las exportaciones.

Aquí también surgieron 2 corrientes que tenían que ver con quienes estaban de acuerdo con la inversión extranjera y aquellos que se oponían. A través de un intercambio que se conoció como swap, las empresas contribuían con una especie de trueque que evitaría que estas economías en desarrollo se endeudaran con financiamiento externo, sin embargo, para muchos esto aumentaría el déficit fiscal provocando aumento en la deuda pública interna.

Políticas de privatización

Uno de los puntos más controvertidos de las medidas implementadas en el Consenso de Washington, en esencia esto ayudaría a los gobiernos a aliviar sus presupuestos y al mismo tiempo los recursos obtenidos de dichas privatizaciones se dispondrían para mejoras en el sector social.

El Fondo Monetario junto con el Banco Mundial promovieron estas reformas para combatir los múltiples problemas de índole social que vivía América Latina y como una excelente forma de impulsar su crecimiento, aunque muchos se le opusieron, sobre todo aquellas corrientes del pensamiento económico que observaban el capitalismo como la fuente de todos los problemas.

Abolición de las regulaciones

Son reformas que se aplicaron en periodos determinados en Estados Unidos, específicamente durante el mandato de Reagan y Carter. Estas reformas se vinculan con las políticas de privatización, esto se debe a que las ventas de empresas del Estado requerían modificaciones de leyes que permitieran el ingreso o la llegada de nuevos inversionistas tanto de empresas nacionales como de aquellas empresas extranjeras que quisieran invertir en ellas, esto traería como consecuencia una mayor inversión extranjera.

Protección de la propiedad privada

Estas medidas estaban relacionadas con la seguridad jurídica que se brindaría para garantizar el funcionamiento articulado de un sistema capitalista. Esto tendría como resultado el fortalecimiento del sector privado a través de los sistemas legales y de contabilidad.

Otros fundamentos

John Williamson, en un artículo de 1990 destaca varios parámetros y fundamentos sobre los que se basa este consenso, entre los que destaca la importancia de la globalización, ya que la economía para que crezca debía internacionalizarse.

Para ello es fundamental la inversión extranjera y la inclusión de pequeñas industrias y empresas domesticas que pudieran tener acceso a los mercados internacionales. Otro fundamento importante se relacionaba con el Estado, ya que era necesario que el mismo disminuyera su presencia en el sector privado, ya que el sector privado es más eficiente al momento de manejar los recursos.

Como último punto podemos decir que estas medidas tuvieron sin duda un efecto, que incluso hoy es discutible si realmente ayudó a aquellos que estaban de ultimo en los niveles de pobreza o si solamente hizo más ricos a aquellos con poder y posibilidades.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.