¿Qué son los costos fijos?

Económicamente hablando, los costos fijos son aquellos gastos de la actividad empresarial que no dependen del nivel de producción. La administración suele referirse a ellos con el término “gastos generales”.

No se fijan de manera permanente, pues tienden a cambiar con el paso del tiempo, pero este cambio no va a depender de la cantidad producida para el período en cuestión, por ello, estos componen aquellos costos que la empresa debe pagar independientemente de su nivel de operación, es decir, produzca o no  debe cumplir con estos pagos.

Conceptualmente, un costo fijo, es una erogación en la cual la empresa incurre obligatoriamente, aun cuando opere a media marcha, o en el peor de los casos,  no este opere por alguna razón de fuerza mayor. Por esta razón, constituyen un serio problema para las empresas, especialmente cuando por alguna causa, su productividad e ingresos disminuyen.

Las empresas deben hacer todo lo posible por mermar los costos fijos, puesto que ello le permitirá adaptarse a los altibajos operativos. Cuando estos costos son elevados, en un periodo de baja productividad para la empresa, la misma puede presentar pérdidas, situación que se evitaría si los costos fijos se consiguieran disminuir en la medida en que disminuye la producción.

Lo conveniente para cualquier empresa estaría en que sus costos fueran en función de los ingresos producidos, es decir que sólo tuvieran costos variables, algo que es imposible, aunque sí es posible trabajar con un mínimo de costos fijos, y ese debe ser el objetivo de una buena gestión de costos.

costo fijo

Tipos de Costos Fijos:

  • Costos fijos comprometidos: Son costos que se generan de la decisión de adquirir mejor capacidad productiva invirtiendo en una planta de producción, la maquinaria y otras herramientas empleadas. Los pagos para estos activos fijos se hacen irregularmente ya que se supone que su beneficio abarca un espacio de tiempo relativamente largo. Por ejemplo: La depreciación,  la amortización.
  • Costos fijos de operación: Son los costos que se requieren mantener para poder operar los activos fijos. A pesar de ser un costo fijo, en el cual se incurre mensualmente, el costo difiere mes a mes. Por ejemplo: La electricidad, sueldos, arriendo de oficinas o locales, impuestos a la propiedad, servicio de telefonía e internet, gastos de oficina, servicio de agua potable, gastos administrativos y de ventas, obligaciones financieras.
  • Costos fijos programados: Son los costos de programas especiales admitidos por la gerencia, no tienen relación directa con las instalaciones ni las operaciones. Por ejemplo: la publicidad, mejoras en la calidad, implementación de un producto nuevo.
  • Costos semi-fijos: Son aquellos que se componen parcialmente de costos fijos y costos variables, tienen un patrón de comportamiento variado un ejemplo de esto son los costos de mantenimiento y reparación, el mantenimiento es fijo y la reparación aumenta según el nivel de actividad.

La distinción entre los tipos de costos, no va a depender siempre de las características y naturaleza del costo, ya que las decisiones tomadas por la administración y alta gerencia afectan considerablemente esta distinción, tanto así que la empresa busca y maneja los costes de manera de reducir cada vez más los costos fijos y de esta manera lograr un equilibrio que garantice la rentabilidad de le empresa.

Ingeniero Civil Industrial con experiencia en empresas multinacionales. Me gusta la redacción de artículos de liderazgo, administración de empresas y estrategia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here