¿Cuántos tipos de organigramas existen?

Primero que todo, para entender los diversos tipos de organigramas que hay, primero vamos a ampliar lo que son y para qué se pueden utilizar en una empresa, organización o entidad de cualquier tipo; sea la compañía que sea, si existen diversas cadenas o niveles de mando, necesitan saber utilizar e implementar organigramas, independientemente si se dedican a la política, el comercio, la fe o lo que sea; si incluye a varias personas, lo mejor es usar organigramas para tener todo claro.

tipos de organigramas

¿Qué son los organigramas?

En básicas y resumidas cuentas, un organigrama es una representación gráfica de la empresa y su estructura, estas representaciones muestran en forma de esquema toda la empresa y su organización, es decir, que dejan ver tanto la posición que ocupan, las áreas que conforman la empresa, sus niveles de jerarquía, sus niveles de autoridades y sus niveles de asesorías también.

Como puedes ver, ya que un organigrama representa tantas cosas de una entidad, es una de las mejores ideas que se puede tener en la administración, utilizarlos para ejemplificar con exactitud los cargos a los nuevos elementos de la empresa, las responsabilidades que a cada uno corresponden y las líneas específicas a las que se debe acudir en caso de necesitar ayuda.

Ahora, dentro de los organigramas existentes, hay una clasificación realmente amplia, veremos solamente los principales ahora, para que puedas echar mano de los que consideres mejores para tu empresa en general y para cada departamento de ser necesario.

Tipos de organigrama en la empresa

Organigramas según su ámbito

Los primeros que podemos encontrar en esta clasificación son los organigramas generales, que como su nombre lo dice, aunque la empresa sea realmente grande, como las organizaciones de gobierno por ejemplo, no muestra en su estructura absolutamente todo lo que hay en la misma, sino que solamente hasta cierto nivel de jerarquía. En general una de las cosas que los hace reconocer a primera vista es que su nivel más bajo es el de departamento, no llegando a oficinas nunca.

Por otro lado, tenemos también los organigramas específicos, que consisten en mostrar el interior de un área específica de la empresa y no de toda la empresa como tal; según el rubro de la empresa y las actividades que realice, generalmente dentro de un departamento específico pueden haber gerencias, jefaturas y supervisiones del mismo, por consiguiente, por ser tan amplios, necesitan ser expresados de esta forma.

Organigramas según su contenido

Los primeros y más explícitos de todos, son los organigramas integrales, que así como su nombre lo dice, explican absolutamente todos y cada uno de los mandos de la empresa, desde los mayores, hasta los menores, incluyendo cada departamento, todo en un solo organigrama. Equivale al organigrama general antes mencionado, pero en dimensiones mayores, pues explica integralmente toda la estructura organizacional de la empresa.

Por otro lado, bastante diferentes a los que hasta ahora hemos estudiado, tenemos los organigramas funcionales, que son usados generalmente en el proceso de capacitación de personal, pues son básicamente organigramas generales, pero que incluyen en cada una de las casillas, explicaciones breves de cada una de las funciones de los diversos departamentos; otra cosa que las diferencia de las generales es que son incluso menos alcanzativas en niveles jerárquicos, mostrando casi solo las direcciones de la empresa y sus derivadas inmediatas.

Por último tenemos los organigramas de puestos y plazas y unidades, que muestran cada unidad de la empresa desglosada en el organigrama que busca mostrarlas casi a todas; lo que lo hace especial es que muestra el número de trabajadores que se necesita para cada área y por supuesto, el número que actualmente hay.

Según el rubro de tu empresa, puedes utilizar el que más te convenga.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.