Escuela Austríaca en economía: Definición y fundamentos

La escuela austríaca es una corriente de pensamiento económico la cual se desarrolló 1871 en Viena, razón por la cual también se le conoce con el nombre de escuela de Viena. Esta corriente de pensamiento se destaca otras de la época por su enfoque individualista, el cual denominan praxeología. El concepto de praxeología, se relaciona con la metodología lógica de las acciones humana, en el que uno de sus primeros enunciados afirma que el ser humano es un ser de racionalidad perfecta.

¿Cuál es el origen de la Escuela de Viena?

Se suele ubicar en el año 1871 gracias a la publicación de Principios de Economía de Carl Menger pero algunos otros expertos, consideran la Escuela de Viena como una continuación de tendencias como la Escuela de Salamanca.

La escuela de Salamanca, es reconocida por tener pensamientos liberales acerca de las teorías económicas, defensores de la propiedad privada, esta escuela postula como algunos antes que ellos la importancia de la propiedad privada para el desarrollo óptimo del comercio.

¿Cuál es el fundamento de la Escuela de Viena?

Su principal fundamento es la individualidad metodológica, la cual atribuye cada uno de los fenómenos de la sociedad como una consecuencia del comportamiento de los individuos. De esta forma como fundamento se encargan de rechazar de forma categórica el empirismo y la forma matemática como solían ver los fenómenos económicos.

De aquí parten sus conceptos básicos ya que para esta escuela económica los hechos irrefutables explican mucho de las leyes de la economía las cuales parten del funcionamiento social y no al revés, también destacan que la macro economía y la micro economía no son dos cosas diferentes sino un mismo fenómeno.

Otros fundamentos

Otro fundamento por que se caracterizó fue por su crítica al socialismo, por lo esta corriente de pensamiento destacó por su teorema de la imposibilidad del socialismo. EL teorema sobre la imposibilidad socialista, manifiesta la imposibilidad por parte de los socialistas de asignar recursos de una forma eficiente, si no conocen el valor o el precio, el cual permite tener conocimiento sobre las valoraciones de los individuos, un aspecto fundamental para administrar los recursos.

Escuela Austríaca en economía

Primera ola y autores sobresalientes de la escuela austríaca

Se refiere a los primeros años u orígenes de la escuela de Viena, a sus comienzos los cuales transcurrieron cuando estaba instaurado el Imperio Austriaco, durante esta época fueron muchos los pensadores que contribuyeron con ella como:

Carl Menger

Conocido por sus teorías con respecto a la economía a pesar de que realmente era un abogado, contribuyó en gran parte durante la primera ola de la escuela de Viena con su teoría del valor de subjetivo.

La teoría de valor subjetivo sostiene que el valor de los bienes viene dado por las necesidades de los individuos, los cuales son quienes mueven la economía a través de sus decisiones económicas y a partir de ello pudo describir los bienes como cosas estrictamente útiles para satisfacer las necesidades humanas.

Otro de los aportes o de la forma de pensar con respecto a la economía de Menger es haber separado lo que él consideraba bienes de primera necesidad o de primer orden, los cuales son los bienes de consumo y bienes de orden superior, los cuales satisfacen las necesidades humanas de una forma diferente a través de crear bienes de primer en orden, en lo que él describe como una cadena de procesos de valoración relacionadas con las necesidades subjetivas de las personas.

Los bienes económicos

Esta teoría junto con la teoría del Valor subjetivo la cual mencionamos antes, son 2 de las mayores contribuciones de Carl Menger a la teoría económica. En este sentido el autor describe los bienes como “aquellos de los que existe una necesidad mayor que la oferta disponible” y los bienes no económicos son aquellos como el agua o el aire, en los que la oferta de hecho supera la demanda.

Podría decirse que los bienes no económicos son aquellos recursos que hoy en día conocemos como no renovables. En este sentido Menger también hizo una acotación, refiriéndose a que los bienes económicos y no económicos pueden cambiar según la oferta y la demanda, por lo que tal vez un recurso como el agua puede llegar a volverse un recurso económico, tal como ha venido ocurriendo en tiempos modernos.

La escuela austríaca en el siglo XX

El siglo XX tuvo gran importancia en lo que fueron las teorías económicas, ya que la misma situación que se vivía fue el terreno ideal para probar distintas teorías. Luego de que terminara la segunda guerra mundial por su rechazo de la estadística y el uso de las matemáticas para llevar a cabo estudios económicos.

A partir de estos la escuela austríaca se puede interpretar según dos corrientes de pensamiento, la primera que tiene como uno de sus máximos exponentes a Ludwig von Mises, critico de lo que consideraba una viciada metodología neoclásica y Friedrich Hayek quien por su parte aceptaba gran parte de las nociones de aquella metodología neoclásica.

Posteriormente y en épocas modernas también ha habido economistas quienes han contribuido al pensamiento y fundamentos de la escuela austríaca como Anthony Carilli y ​Gregory Dempste.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.