¿Quién era Keynes y que propone en el keynesianismo?

John Maynard Keynes, nació el 5 de junio de 1883 en Cambridge, Reino Unido, precisamente donde está la reconocida Universidad con ese mismo nombre. Una de las primeras universidades en formar especialistas en economía en el país, donde Keynes primero fue alumno y luego educador de la misma carrera.

Keynes fue conocido como uno de los economistas más influyentes del siglo XX, ya que sus pensamientos e ideas trascendieron fuertemente en las actuales teorías y políticas económicas.

 Principales pensamientos del keynesianismo

  • Keynes sostenía que la economía de un país debe ser regida por una serie de políticas o lineamientos que permitieran desde el punto de vista político, sacar a un país de una depresión económica.
  • Según él los gobiernos debían de procurar el estímulo de la demanda generada en la economía de mercados. De tal modo que la mejor manera de propiciar la demanda es utilizar la política tributaria, es decir, aquello que el Estado no pueda cubrir, lo suple una eficaz política fiscal.

Acontecimientos que cercan la historia de Keynes

  • En primer lugar, el auge de la Economía como ciencia social que se desliga en sus primeros años de vida de la filosofía, transformándose en una disciplina autónoma.
  • Como experiencia proporcionada, fue protagonista de la enorme depresión económica que durante los años 30 vivieron muchos países, producto de la primera guerra mundial, lo cual fue un desencadenante en el desarrollo de sus propias ideas relativas a la economía.

Keynes estableció teorías acerca del funcionamiento a corto plazo de la economía de una nación y estudió las decisiones que se debían de tomar para alcanzar una situación más deseable para el estado. Actuó como teórico académico y especialista en economía y a la vez como político en la Cámara de los Lores, por el partido liberal, lo cual dio fuerza a sus ideas y sirvió para ver de cerca el desenvolvimiento económico gubernamental.

Fundamentos de sus teorías

Keynes tuvo en consideración tópicos agregados a los valores económicos tales como el empleo y el desempleo, el comportamiento del mercado en cuanto al consumo, la producción, el ahorro o la inversión relacionados con las actividades económicas de la nación.

Sostiene que estos factores y la interrelación entre ellos es capaz de dinamizar el comportamiento económico de un país y por lo tanto influye en el comportamiento de los individuos.

A Keynes lo que realmente le inquietaba era observar que sucedía en el corto plazo, es decir situaciones como el cese ocupacional o la crisis presentes en su país en comparación con sus colegas economistas, quienes veían la situación desde otra óptica,  no era la escasez de recursos el problema, sino el paro y la existencia de recursos sobrantes.

El Keynesianismo

El Keynesianismo es una teoría económica bastante conocida, se caracteriza fundamentalmente porque apoya el intervencionismo como la mejor opción para salir de una crisis.

Produjo una revolución que detuvo los clásicos pensamientos económicos basados en el liberalismo y apuntaba a una solución para los ciclos económicos.

Keynes veía la baja demanda como principal causa de las crisis. Propuso estimular la demanda por medio del intervencionismo, como mecanismo regulador de la economía en momentos de depresión. El economista estudió todos los problemas agregados de la economía, como el paro, la inversión, el consumo, la producción y el ahorro de un país y estos argumentos construyeron la base de la Macroeconomía.

Por ello planteaba la interrogante ¿Por qué sobran recursos en momentos de crisis? Según él, la razón sería la insuficiencia en la demanda, para necesitar emplear todos los recursos disponibles, es decir, empresas contratando poco personal, debido a que no posee la capacidad productiva, los recursos. Al no haber la capacidad de empleo, se genera el paro o el sobrante de trabajadores.

Si los salarios no bajan y los precios sí, supondría un trabajador cobrando más en términos reales, ya que podrían comprar más bienes cobrando la misma cantidad. En tal sentido, si el poder adquisitivo de los sueldos se incrementa, habría mayor oferta del recurso humano, pero menos empresas podrían contratar a trabajadores por lo costoso de su servicio. En esta cadena se generaría un paro de actividades y propiciaría la depresión en el mercado, lo que provocaría que los precios bajen generándose así un círculo vicioso.

Según Keynes, el aumento de salarios por sí solo no es la vía para sobrellevar las situaciones de crisis, la solución a la demanda insuficiente puede ser el empleo de una política económica aplicada por los entes gubernamentales, quienes serían los encargados de mover la demanda a través de políticas tributarias, políticas monetarias y políticas cambiarias de la moneda.

Por ello el Keynesianismo tuvo como principal propósito dotar a las instituciones de instrumentos que les permitieran gestionar las épocas de crisis y recesión. Proponiendo proceder sobre el gasto presupuestario del Estado (política fiscal) por la derivación multiplicadora que provoca frente a un incremento en la demanda agregada y sus relaciones con el nivel de empleo y de ingresos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.