Organigrama Matricial

En un organigrama matricial, la empresa se puede organizar por medio de dos criterios al mismo tiempo, estos son las funciones y el producto o proyecto. Este tipo de estructura intenta combinar lo mejor de ambos criterios.

De ese modo, la organización matricial se puede utilizar frecuentemente por medio de diversos grupos de empleados que son los que ejecutan el trabajo, con la finalidad de aprovechar las fortalezas y compensar las debilidades de la estructura funcional, divisionales y burocráticas donde si se tiene definido que lleva la responsabilidad puede generarse una polémica.

Lo más importante de esta estructura es el trabajo en equipo, esto se debe a que la jerarquía se encuentra en un segundo nivel, debido a la responsabilidad que desempeñan las actividades en concreto. Si la empresa se encuentra bien organizada en su trabajo, no necesita acudir a la autoridad para tomar decisiones.

Organigrama Matricial

Ventajas de un organigrama matricial

En este tipo de organigrama, los empleados deben responder ante dos autoridades inmediatas que son el supervisor funcional, que se encarga de inspeccionar a los empleados que realizan su trabajo en departamentos como el marketing o ingeniería y el supervisor de proyecto que gestiona y supervisa a los trabajadores para llevar a cabo los mismos.

Todo este funcionamiento, conlleva a una serie de ventajas, como las siguientes:

Coordinación de recursos

En esta área especializada, los supervisores funcionales se enfocan en la concentración, gestión y formación de los trabajadores en su campo, a diferencia de los supervisores de proyectos que se concentran en el seguimiento de los objetivos de sus productos o proyectos específicos.

Especialización

En este caso los empleados se deben colocar en las áreas adecuadas para poder especializarse en una determinada función en particular. Lo que significa que, en vez de ser eficientes en diversas actividades, se especializarán en tareas de concentración definidas.

Amplitud de habilidades

Cuando los empleados se concentran en una sola área, se les puede dificultar adquirir nuevos conocimientos y experiencias en otras actividades. En este tipo de estructura, los trabajadores, tienen la oportunidad de contactarse con otros participantes que desempeñen otras áreas por medio de los equipos de proyecto.

Al tener acceso a estos equipos de proyectos, los empleados podrán ampliar sus habilidades, lo que permitirá desarrollarse dentro de la estructura.

Comunicación

Ya que los trabajadores tienen una constante comunicación con los participantes de otras áreas funcionales, la información y los recursos, podrán desarrollarse con más fluidez. Habrá mayor colaboración entre las áreas y a su vez se podrán manejar mejor los retos y los objetivos de los proyectos.

Flexibilidad

Las áreas funcionales mantienen un stock de trabajadores eficientes, que cumplen con todo lo que se necesita para desarrollar adecuadamente un proyecto, por lo tanto, los recursos humanos de este tipo de estructura se compartirán de forma flexible en la ejecución de los productos o proyectos.

Desventajas de una estructura organizacional matricial

Entre las desventajas se incluyen:

  • Dificultades en el control de los proyectos, en caso de que los equipos tengan demasiada libertad.
  • Conflictos de lealtad entre los niveles de autoridad de mando y los gerentes de los proyectos en referencia a la asignación de recursos.
  • Aumento de costos si se crean más directivos por medio del uso de equipos de proyecto.

Estructura de la organización matricial

Esta organización matricial relaciona algunas características de los diseños de una organización funcional y por producto, esto ayudará a mejorar la eficiencia de los procesos informativos entre los gerentes y los empleados.

Los gerentes funcionales y los gerentes de productos, deben reportarse ante un gerente matricial, ya que debe coordinar las tareas de estas autoridades y es quien fortalece e integra las actividades ejecutadas.

El diseño de esta estructura puede lograr integrar las actividades y elimina la duplicación de las tareas funcionales, lo que es favorable para cada línea de producto.

La responsabilidad del gerente funcional, es reconocer los recursos que se necesitan para llevar a cabo un trabajo, y la del gerente de producto es identificar cuáles son los productos que se pueden realizar en la empresa para atraer y satisfacer las necesidades de los clientes.

El trabajo del gerente matricial es buscar que haya un equilibrio general, debe coordinar las actividades funcionales y la ejecución de productos de la empresa, además tiene que asegurarse de que se entregue el producto a tiempo y que no se salga del presupuesto.

Estas organizaciones requieren gerentes competentes que sepan comunicarse, trabajar en equipo y sepan cómo controlar a un grupo de empleados. Consiguen una coordinación, que se puede dar por medio de reuniones formales e informales o también a través de conversaciones directas.

Todos los equipos que dependen de los gerentes de productos y los gerentes funcionales en este tipo de estructura, tienen que asumir cuándo y qué harán al momento de realizar alguna actividad o desarrollar un proyecto o producto.

Organigrama Matricial
4.5 (90%) 8 votes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.