Satisfacción del Personal (definicion, tipos y como medirla)

Entender el comportamiento de las personas siempre ha sido algo complejo, por eso la razón de ser de la psicología. En el ámbito organizacional donde confluyen tantas personalidades distintas, es necesario que exista cierta flexibilidad y se aprendan a enfrentar cualquier cantidad de situaciones, cambios, órdenes, humores, actividades, tareas, innovaciones, etc. Es por ello que el comportamiento organizacional y la satisfacción del personal enfrentan tantos retos y altibajos hoy en día.

Del trabajo conjunto del directivo, del profesional, del oficinista y hasta del operario, depende la calidad del comportamiento organizacional y por ende los resultados que se obtengan. Aquí radica la importancia del entendimiento mutuo, el buen trato y el respeto, ya que además de influir en la calidad de vida desarrollada en el centro de trabajo, afecta la calidad de vida de los individuos como tal.

En este contexto lo ideal es generar un ambiente donde las personas se sientan tranquilas, motivadas y puedan trabajar productiva y eficientemente.

¿Qué es la satisfacción laboral?

Es la actitud general que tiene un individuo hacia su empleo, dicha actitud se basa en las creencias, expectativas y valores que desarrolla cada trabajador de su propio trabajo.

De esta manera las actitudes afirman el valor bien sea favorable o desfavorable acerca de gente, objetos o acontecimientos, muestra cómo se siente cada persona acerca de algo en particular. De tal manera se puede decir que la satisfacción laboral se define como el resultado conductual que presenta un trabajador hacia su empleo, por factores como el tipo de trabajo, el jefe o supervisor, compañeros, salario, ascenso, condiciones del sitio de trabajo, etc.

Cada individuo puede tener múltiples actitudes, pero solo aquellas que se refieren al trabajo inciden en la satisfacción del personal, el compromiso con el trabajo y la lealtad para con la empresa que amerita el comportamiento organizacional.

Un trabajador que se encuentra satisfecho con su puesto tiene actitudes positivas hacia éste, se siente comprometido e identificado con la empresa y da lo mejor para sacarla adelante y representarla de manera digna, por el contrario, un trabajador insatisfecho, muestra actitudes negativas, le resta importancia a la imagen de la empresa y solo trabaja con el ánimo de recibir su pago o remuneración.

Tipos o niveles de satisfacción del personal

Según el análisis de la satisfacción

  • Satisfacción general

Se refiere al indicador promedio de satisfacción que siente un trabajador frente a los diferentes aspectos de su trabajo.

  • Satisfacción por facetas

Se refiere al menor o mayor grado de satisfacción de un trabajador, frente a específicos aspectos de su trabajo, entre estos el reconocimiento, los beneficios, las condiciones, la supervisión recibida, los compañeros y las políticas de la empresa.

Tipos de satisfacción según las aspiraciones del trabajador

  • Satisfacción progresiva:

Se refiere al nivel de satisfacción que aumenta con el nivel de aspiraciones del trabajador.

  • Satisfacción estabilizada.

Se refiere a la satisfacción que mantiene el nivel de aspiraciones del trabajador.

  • Satisfacción resignada.

Se refiere al nivel de satisfacción que reduce las aspiraciones que tiene el individuo.

  • Satisfacción constructiva

Se refiere al nivel de satisfacción que mejora progresivamente debido a la iniciativa para mejorar la situación de insatisfacción.

  • Satisfacción fija

Se refiere al nivel de satisfacción que se mantiene en el tiempo, ya que no se cumplen las aspiraciones del trabajador y no se hace nada para cambiar la situación.

  • Pseudo satisfacción o satisfacción resignada

Se refiere al nivel de satisfacción que se mantiene, no se hace nada para cambiar la situación y se distorsiona la percepción de la realidad.

¿Como se mide la satisfacción del personal?

La satisfacción del personal se puede medir estudiando y observando la conducta y actitud del trabajador, como se dijo anteriormente un trabajador satisfecho tendrá actitudes positivas y uno insatisfecho por el contrario tendrá actitudes negativas. Un trabajador insatisfecho es aquel que falta constantemente, hace su trabajo de mala manera, es grosero y amargado con sus compañeros.

Sin embargo, existen herramientas que se utilizan para medir y estudiar la forma en que se siente un individuo con su trabajo.

Una de las herramientas más populares es la encuesta o cuestionario de satisfacción laboral, usado por las empresas para medir la percepción del trabajador sobre lo que ocurre en el ámbito laboral, del jefe, de la gestión de recursos humanos, etc.

Por otro lado, se encuentran también ciertos indicadores de satisfacción laboral, que se deben tener en cuenta al medir la satisfacción del trabajador entre los cuales se encuentran:

  • Trabajo en equipo, cohesión del grupo, trato entre compañeros.
  • Relación trabajador – jefe – directivos, motivación que ejerce la dirección de los diferentes equipos de trabajo, feedback entre los diferentes niveles en la organización.
  • Naturaleza del trabajo, diferentes habilidades requeridas para el trabajo, impacto en otros trabajadores y resultados.
  • Condiciones laborales, conformidad con el sueldo y los retos propuestos.
  • Condiciones de bienestar, adecuación del trabajo a las necesidades y desarrollo personal de cada individuo, asentimiento con el horario, la alimentación, el transporte, condición de salud, transporte, desarrollo cultural, el crecimiento personal y profesional y la seguridad en el trabajo.

Para concluir se puede afirmar que los elementos empresariales que conducen hacia la rentabilidad empiezan con la adecuada gestión de recursos humanos, logrando una mayor satisfacción del trabajador y por ende una mayor productividad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.