Inicio Recursos Humanos Tres Grandes Formas De Humanizar Las Oficinas

Tres Grandes Formas De Humanizar Las Oficinas

En los últimos tiempos el trabajo en las oficinas ha tenido una serie de reconceptualizaciones. Las viejas tendencias obligaban a que el empleador ajuste al máximo al empleado. La mayoría de estas tendencias se han eliminado y las más rescatables se han recompuesto severamente. En la actualidad, se prefiere construir un ambiente cómodo, con perenne comunicación entre los trabajadores y los superiores, donde se flexibilicen los itinerarios pensando en el bienestar tanto del equipo laboral como de la empresa.

Esta nueva política empresarial ha sido denominada “humanización de las oficinas”. Aunque son numerosos los mecanismos para concretarla, se abordará tres de las formas más resaltantes: la promoción de constante interacción entre los miembros de la empresa; la implementación de herramientas y servicios que faciliten y estimulen el trabajo; y el señalamiento de horarios para una debida alimentación y esparcimiento.

En este artículo encontrarás:

  1. Promoción de la interacción
  2. Implementación de herramientas y servicios
  3. Horarios para la debida alimentación y esparcimiento

1.- Promoción de la interacción

Antiguamente se consideraba que los trabajadores tenían que comportarse robóticamente. Se les prohibía todo tipo de entretenimiento o distracción, incluyéndose las conversaciones con otros miembros del personal. Este pensamiento ha sido erradicado de la metodología empresarial. Ahora se ha vuelto imperativo promover la constante comunicación, el diálogo y el consenso en las oficinas. Esta comunicación no debe enfocarse únicamente en cuestiones laborales, sino también en temas distintos como las necesidades de cada empleado. Tanto los superiores como los trabajadores urgen de una interacción continua y efectiva, donde nadie quede excluido de exponer sus necesidades o de emitir su opinión sobre alguna materia.

2.- Implementación de herramientas y servicios

El prestigio de una empresa no solo reside en cómo se muestra para el mercado, sino también en cómo se desenvuelve internamente. Los trabajadores saben cuándo se hallan en un ambiente desabastecido y cuándo en uno perfectamente acondicionado. Acciones tan simples como la modernización de los servicios higiénicos pueden estimular al empleado en sus funciones. La idea es que la empresa ofrezca absoluta comodidad en sus instalaciones. En este grupo de herramientas y servicios se encuentran:

  • La adquisición y distribución de útiles
  • La renovación de aparatos tecnológicos
  • El aprovisionamiento de celulares
  • Las mejoras del internet

3.- Horarios para la debida alimentación y esparcimiento

Quienes dirigen una empresa no pueden conformarse con señalar cualquier horario de alimentación para su personal y creer que así lo están beneficiando.

Puesto que no todos realizan las mismas funciones ni laboran la misma cantidad de horas, los horarios deben ser flexibles y siempre de acorde a la naturaleza de las actividades de cada empleado. Ana Lucía Espinoza, nutricionista y colaboradora en GuíaDeSuplementos, resalta que “un pésimo horario para la alimentación y el esparcimiento puede generar severos daños en el trabajador. La idoneidad de su desempeño depende de su estado físico y psicológico. No olvidemos que la Organización Mundial de la Salud ha informado que los niveles de productividad de los empleados puede aumentar un 20% si se hallan íntegramente estables”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here