Coste Medio Ponderado del Capital Wacc

El coste medio ponderado del capital, se le conoce también por WACC, cuyas siglas en inglés significan, Weighted Average Cost of Capital, o coste promedio ponderado del capital (CPPC).

Es el ajuste de porcentaje de descuento que se utiliza para deducir los flujos de caja, futuros al momento de valorar un proyecto de inversión.

Importancia del Coste medio ponderado de capital

La importancia de este radica según su utilidad, pues al realizar este cálculo se están considerando tres vertientes esenciales, tales como:

  • El activo de la compañía, que viene siendo la tasa que se debe utilizar para deducir el flujo de caja estipulado.
  • El pasivo, teniendo en cuenta el costo económico para la empresa, al captar capital para invertir.
  • Retorno, desde el punto de los inversores, considerando lo que estos aspiran recuperar al invertir en una deuda o capital neto de la empresa.

Es decir, sirve para calcular la tasa de liquidez, la tasa de pasivo y el porcentaje de ganancia o pérdida de una inversión. En otras palabras, el coste medio ponderado del capital sirve para ponderar el costo por la deuda financiera y la inversión con recursos propios, en toda inversión.

Coste Medio Ponderado del Capital Wacc

Determinación del coste medio ponderado o Wacc

El coste medio ponderado de capital o Wacc consiste principalmente en calcular la sumatoria del costo de la deuda financiera y el costo de la inversión de los fondos propios y computando como una media ponderada según su porcentaje en el valor de la empresa.

Para determinar el costo medio ponderado se consideran las siguientes variables:

  • Kd: Coste de la deuda financiera (kd).
  • Ke: Coste de los Fondos o recursos propios (Ke).
  • t: Impuesto de sociedades.
  • D: Deuda financiera.
  • E: Fondos propios.
  • V: Deuda financiera + Fondos Propios (D+E).

Adicionalmente se deben tener en cuenta las siguientes condiciones:

  • El total de la deuda financiera (D) debe ser la suma de la deuda a corto plazo y a largo plazo.
  • Tanto la deuda financiera como los fondos propios deben extraerse según el valor de mercado, aunque también se pueden calcular bajo el valor contable.
  • Se puede utilizar un cálculo de WACC distinto para cada año según las proyecciones financieras al realizar el análisis de la empresa en evaluación. Esto quiere decir que si estamos proyectando una inversión a futuro de 5 años, se puede realizar un cálculo distinto del Wacc para cada año, bien sea que haya variedad según la operatividad de la empresa o se afecte por las condiciones de la economía o del mercado.

Estructura óptima de capital

La determinación de estos cálculos según la estructura de financiación de la empresa en términos de deuda financiera y capital propios, nos lleva a lo que se considera estructura óptima. La estructura óptima de capital será la distribución entre los dos recursos que totalicen el máximo valor de empresa y dicha estructura beneficia al inversionista.

Cuando hablamos de deuda financiera nos referimos a los acreedores financieros que vienen siendo las entidades financieras y los tenedores de bonos y también los entes recaudadores de impuestos.

Y cuando se habla de Fondos propios o capital propio o recursos propios son los aportes de los accionistas.

Diferencias entre acreedores financieros  y accionistas

  • El reembolso a los acreedores financieros es deducible de la base imponible.
  • La cancelación a los accionistas se procesa posteriormente de haber pagado el impuesto de sociedades.
  • Dadas estas condiciones, se espera que toda empresa optimice su carga fiscal, consiguiendo pagar menos tributos al fisco, pero asumiendo una deuda mayor.

Alcance del Coste medio ponderado en la vida útil de la empresa

Si en un determinado momento, la deuda financiera no aumente, nos encontraremos con un costo promedio ponderado del capital o Wacc mínimo que le asignara un alto valor a la empresa.  Se considera que al haber un descuento de los beneficios de la empresa inversionista con un Wacc en cantidades mínimas, se incrementará el valor actual de la empresa inversora.

Entonces tenemos:

  • A mayor coste medio ponderado de capital – menor valor de empresa.
  • A menor coste medio ponderado de capital – mayor valor de empresa.
  • Un costo medio ponderado de capital que facilita una estructura óptima de capital.

Calculo del coste medio ponderado o Wacc

El cálculo del WACC considera tanto el nivel de inversión de recursos propios de la empresa y su coste, como el nivel de endeudamiento y su coste financiero, y además la tasa impositiva que debe confrontar la empresa. En tal sentido, tiene en cuenta todas las fuentes de recursos de la empresa, ya sean propias o ajenas.

De allí la siguiente formula:

WACC = Ke x (E/(E+D)) + Kd x (1-T) x (D/(E+D))

Donde:

  • Ke: Coste de los fondos propios.
  • E: Fondos propios.
  • D: Endeudamiento.
  • Kd: Coste financiero.
  • T: Tasa impositiva.

Para su obtener el resultado todas las variables son previstas de antemano con la salvedad del coste de los fondos propios (Ke) que será necesario calcularlo aparte.

La fórmula para obtener el cálculo del costo del capital, se logra con el siguiente enunciado:

Ke = Rf + [ E[Rm] – Rf] x B

Donde:

  • Rf: Rentabilidad del activo sin riesgo.
  • E[Rm]: Rentabilidad media del mercado.
  • B: Riesgo de mercado de un activo.

Para establecer la rentabilidad del activo sin riesgo se consideran los activos emitidos por bancos centrales o países de alta valor crediticio, al mayor plazo posible para evitar la deformación que suponen las decisiones de política monetaria y aspectos coyunturales.

En cuanto a la rentabilidad media del mercado se realiza un pronóstico de la rentabilidad presumida para el conjunto del mercado lo suficientemente amplia en plazo hasta 10 años para evitar posibles distorsiones de corto plazo.

Conclusión

En conclusión, el coste medio ponderado o WACC será mayor cuanto mayor sea la tasa libre de riesgo, la ganancia esperada del mercado, el riesgo de mercado de un activo, el nivel de endeudamiento y el costo financiero. En cambio, se reduce cuanto mayor sea la tasa impositiva y el nivel de inversión de recursos propios.

Es importante mencionar que el Wacc es determinable de manera muy sencilla y es muy fácil su interpretación, solo que debe considerar que estructura de financiamiento de la empresa inversionista se mantiene constante en el tiempo, para que permita determinar con gran alcance de precisión datos de retorno de la inversión de un proyecto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.