La selección de personal

El personal es parte importante de la empresa, ya que en ellos, el empresario delegará la responsabilidad de que la empresa tenga éxito y pueda producir beneficios suficientes. Una vez decidida la creación de la empresa, el ámbito en el que se englobará y el modo de trabajar, así como otras cuestiones derivadas de estas, es importante hacer una buena selección de los trabajadores, el objetivo es que, con los mínimos recursos se pueda obtener un máximo rendimiento.

 Antes de empezar la selección del personal de empresa, se deben enumerar las tareas necesarias para el funcionamiento de la empresa, y a las personas necesarias para cada uno de los cargos: encargados, administradores, operarios… En una selección de personal perfecta, todos los cargos deberían quedar cubiertos encontrando para cada cargo a una única persona idónea y con todas las especialidades necesarias. Así como los turnos de trabajo y los horarios. Cada país determina el número de horas máximas de los trabajadores en función de su cargo y su responsabilidad, para calcular el personal necesario, el importante tener en cuenta qué dice la ley sobre las horas de trabajo, así como sobre los descansos y turnos de trabajo. Un buen seleccionador de personal debe calcular el número necesario de trabajadores para cada proceso, de forma que se puedan cumplir las metas de la empresa a tiempo, haciendo que todos “trabajen”, pero respetando los tiempos de trabajo exigidos por los convenios.

 La selección de personal para por varias fases, con el fin de encontrar a los trabajadores adecuados:

  • Preselección de candidatos se realiza, por lo general, a través de la lectura de C.V, resumen de la experiencia y capacidades.
  • Entrevista personal. En una entrevista personal, se deben preguntar aspectos concretos sobre el C.V, así como cualquier otra cuestión relacionada con el puesto de empleo. Para la entrevista personal, el entrevistador haber realizado con anterioridad un listado de preguntas importantes, teniendo en cuenta las funciones de la empresa y los objetivos.
  • Exámenes. Cada vez es más frecuente que las empresas realicen exámenes técnicos, físicos, prácticos o de salud, a los candidatos. La determinación de la necesidad o no de exámenes, dependerá del puesto de trabajo a cubrir.

En la actualidad, muchas empresas delegan la contratación de personal a empresas que se dedican a los Recursos Humanos, que tienen un amplio listado de trabajadores divididos según sus las tareas y las especialidades que pueden desempeñar.

Una buena selección de personal determinará el éxito de la empresa.

Rate this post

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.