Los Factores de Producción

Los factores de producción son aquellos que se utilizan para la producción de bienes y servicios. El Capital, la tierra y el trabajo son los más importantes. Un ejemplo de la definición citada anteriormente, es la venta de gasolina en una estación de servicio, el trabajo vendría representado por el tiempo que utiliza el empleado en hacer la venta, el espacio físico en donde tiene lugar la gasolinera sería la tierra y el capital estará representados por los depósitos y surtidores de gasolina.

En muchos aspectos los mercados de factores presentan semejanzas, pero se diferencian en la demanda. La demanda de un factor de producción de una empresa derivará de su decisión de ofrecer un bien en otro mercado. Por ejemplo la demanda de los encargados de las estaciones de servicios va unida de forma inextricable a la oferta de la gasolina.

La demanda de trabajo: los mercados de trabajo de forma similar a otros de la economía se rigen por las fuerzas de la oferta y de la demanda, lo que determinará posteriormente el precio del producto que se ofrece. Estos mercados de trabajo se diferencian de otros ya que su demanda es denominada una demanda derivada, en su mayoría los servicios de trabajo son factores que se emplean para producir otros bienes. Las empresas deben decidir qué cantidad de trabajo que demanda en búsqueda de maximizar los beneficios.

Otros aspectos que son considerados en este sentido son la función de producción y el producto marginal del trabajo, donde se define el primero como la relación que existe entre la cantidad de factores utilizados para producir un bien y la cantidad de producción de ese bien, mientras que el producto marginal del trabajo es definido como el aumento que experimenta la cantidad de producción cuando se utiliza una unidad más de trabajo.

Además es importante que se tome en cuenta la oferta de trabajo tras ser analizada su demanda. Considerando además los desplazamientos también de la oferta de la misma y evaluando aquellos factores que producen este efecto. Sumado a esto, considerar también a los factores de producción como la tierra y el capital donde debe establecerse un equilibrio entre ambos para garantizar ganancias por el proceso de producción.

En muchas situaciones estos factores de producción de utilizan en conjunto, por lo que la productividad de cada uno dependerá de las cantidades utilizadas del resto en el proceso de producción. La variación de la oferta en uno de los factores traerá como consecuencia la alteración de los ingresos del resto.

En Economía clásica se considera que para producir beneficios hay que contar con recursos, o factores de producción, que son los medios con los que la empresa cuenta para lucrarse. Tradicionalmente, los factores de producción han sido cuatro:  tierra, trabajo, capital y empresa.

  • Tierra. La tierra es un factor importante de la producción, los propietarios de tierra ganan dinero con ella mediante las rentas. La tierra se puede vender, comprar o alquilar y, de esta forma, se obtienen beneficios de ella.
  • Trabajo. Es una de las formas más comunes de obtener beneficios. Las empresas demandan a trabajadores para que desempeñen una tarea a cambio de la cual recibirán un salario. Las empresas pagan a sus trabajadores por un servicio realizado, pero también se hacen cargo de los gastos de los trabajadores: seguros médicos, de desempleo, formación,… Esta dependencia de la empresa para trabajar hace que haya que tener en cuenta los gastos e impuestos derivados de la contratación de un trabajador, si los gastos del trabajador no compensan los de producción, porque, por ejemplo los impuestos son altos, se puede producir una situación de desempleo.
  • Capital. El dinero es esencial en la Economía, y se considera uno de sus cuatro pilares. La producción utiliza una gran cantidad de capital, pero no siempre en forma de dinero, la maquinaria, los edificios y las infraestructuras también forman parte del capital de una empresa y, del mismo modo son capital de producción las materias primas en almacén y los productos semi-acabados. Capital pueden ser también las acciones y los bonos de participación de una empresa. El capital humano es, en cambio, el potencial económico que se tiene a una persona, y que puede ser innato, o adquirido mediante estudios y educación superior o especializada. También pueden considerarse parte del capital las relaciones y nexos que una empresa mantiene con otras.
  • Empresa. Se considera parte de los factores de producción la idea de creación de una empresa, por el potencial beneficio que esta pueda crear, y aquí es también fundamental el emprendedor, que mediante la asunción de riesgos y la toma de decisiones, es  la  pieza fundamental para que la empresa pueda crecer y dar el máximo beneficio.
1 comentario
  1. Jazmin dice

    Muy buen articulo! Gracias!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.