¿Qué es el Ciclo de Productividad?

La sociedad ha preparado como factor cultural a las personas para creer que cuanto más tiempo se le dedica a una actividad o trabajo, mejor resulta. Para analizar mejor esto, es necesario entender el ciclo de productividad.

En ocasiones algunas personas no dedican el tiempo suficiente a las actividades fundamentales en lugar de ello desperdician parte de su tiempo en trivialidades o tareas que se relacionan muy levemente con centro del asunto.

La productividad implica la optimización del proceso productivo, más allá del tiempo que se dedica en el proceso, esta optimización viene dada por la comparación entre la cantidad de recursos utilizados y el volumen de bienes y servicios producidos. Frecuentemente el término de productividad es confundido con la producción en sí, hay personas que piensan que, a mayor producción, existe mayor productividad.

Por ello empezamos por aclarar ¿Qué es producción? La cual se entiende como la actividad de producir algún bien o servicio. Y ¿Qué es productividad? Lo que hace referencia a la producción que es llevada a cabo mediante la utilización eficaz y eficiente de los recursos con que se cuenta en el proceso.

Qué es el ciclo de la productividad

Ciclo de la productividad

La percepción del ciclo de productividad nos muestra que la optimización y mejoramiento de la misma debe precederse por métodos de medición, evaluación y planeación. Cuatro etapas que son muy importantes, para alcanzar un nivel adecuado de productividad y desarrollo.

Este ciclo asienta además la naturaleza del proceso en la productividad.

¿Qué es el ciclo de la productividad? En palabras simples, se puede decir que es el proceso administrativo que percibe y alcanza la productividad en 4 fases, con la finalidad de reducir los costes totales de los productos por unidad e incrementar la productividad total.

Medición de la productividad

Siempre que se inicie algún programa de productividad, debe medirse. El interés de medir la productividad viene dado por la necesidad de obtener un indicador concerniente a la efectividad con la cual la empresa ha usado los recursos dentro del proceso y cumpliendo con los resultados esperados.

Dicha medición se basa en el registro de datos, bajo ciertas circunstancias y pueden ser:

  • Utilidad: Refleja la importancia de la toma de decisiones.
  • Precisión: Refleja la dimensión del evento a analizar.
  • Oportunidad: Hace referencia a la toma de decisiones, antes de un evento o anomalía indeseada.
  • Confiabilidad: Revisión periódica de todo el sistema de medición productiva en la empresa.
  • Economía: Viene dada por la proporcionalidad existente entre los diferentes costos incurridos en la medición.

Evaluación de la productividad

Luego que se hayan medido los niveles productivos, se pasa a evaluar y comparar con los valores planeados previamente.

La fase de evaluación, constituye una etapa transitoria para llegar a la planeación, por lo que es evidente su importancia dentro de las empresas.

Luego de observar y comprender lo que sucede, se evalúa. Cualquier desvío del procedimiento descrito, se convierte en algo incierto y debe valorar con detalle.

Planeación de la productividad

Es la fase donde se lleva a cabo un plan de acciones para llegar a lograr determinadas metas a corto y a largo plazo.

Dicha planeación se ocupa de instituir los niveles como meta, en la productividad total y/o parcial, de modo que se puedan usar como punto de comparación en la segunda etapa (evaluación del ciclo de productividad) y de igual manera sirvan de base para trazar estrategias de mejoramiento, en la última etapa (mejoramiento) del ciclo.

Dicha planeación puede ser:

  • A corto plazo: Cuando el tiempo tope para alcanzar la meta es menor a un año, dicha planeación es adecuada para establecer metas en los niveles de productividad, por ejemplo, cuando se establecen determinados índices de productividad bien sean totales o parciales, para periodos de una semana, de un mes, un trimestre o un semestre.
  • A largo plazo: Cuando el tiempo tope para planear los niveles de productividad va más allá de un año. El tiempo usual en estos casos puede ir de 3 a 15 años. Es ideal como herramienta de planeación estratégica. Puede usarse por ejemplo integrada al plan de penetración de mercado, diversificación de productos y en el plan de capacidad operativa.

Para desarrollar un plan, se deben desarrollar diferentes procesos ligados a:

  • El alcance: Punto donde se deben definir los alcances de las actividades y tareas, con el fin de que el proyecto concluya y se entregue de acuerdo a lo especificado.
  • Los Tiempos: En esta fase se define el cronograma con las actividades, secuencias y avances del proyecto.
  • Los Costos: Aquí se planifica el uso de los recursos, se estiman costos aproximados y se prepara un presupuesto.
  • Recursos Humanos: En este punto se identifican y asignan los trabajadores a participar en el proyecto y sus debidas responsabilidades dentro del proyecto.

Mejoramiento de la productividad

Las mejoras continuas se implementan con la intención de que las metas se logren alcanzar. El ciclo de la productividad nos permitirá alcanzar el mejoramiento de la misma.

Un ciclo no es un proyecto de aplicación única, es un programa continuo y constante.

Se instauran acciones que se anticipan a una causa probable y busca eliminarla antes de su existencia. Es decir, en esta fase se identifican las causas de una posible desviación y se plantean algunas medidas correctivas, lo cual es posible efectuando el seguimiento de las acciones planeadas dentro del proceso de productividad.

¿Qué es el Ciclo de Productividad?
4.6 (92%) 5 vote[s]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.