¿Cuál es el proceso productivo?

La Revolución Industrial en el siglo XIX, marcó un antes y después en el componente de producción de bienes y servicios, el uso de máquinas cambio las reglas de trabajo y concibió un cambio de una producción agrícola, manual a una mecanizada y en serie.

El proceso productivo incluye un conjunto de actividades encaminadas a la transformación de los factores o recursos productivos en productos, bienes y/o servicios con el objetivo último de satisfacer la demanda del mercado.

Designa aquella serie de tareas que se llevan a cabo y son necesarias para concretar la transformación de materias primas e insumos en un producto final o parcial que luego pasara por otro proceso hasta convertirse en el producto final para ser comercializado.  Cabe destacar que estas acciones ocurren de manera, planeada, dinámica y consecutiva.

Definición de proceso productivo

Con lo antes expuesto se puede definir el proceso de producción como la cadena consecutiva de actividades destinadas a la transformación de materias primas en otros productos, bien sean productos secundarios o productos terminados aptos para el consumo, comenzando por el diseño, pasando luego a la producción hasta llegar a los anaqueles para ser vendido al consumidor.

Recursos que intervienen en el proceso productivo

  • Recursos físicos: La infra estructura como tal, edificios, galpones, oficinas, depósitos, etc.
  • Recursos económicos: Capital invertido, financiamientos, seguros, etc.
  • Recursos tecnológicos: Maquinaria y equipos.
  • Recursos humanos: Personal obrero, profesional capacitado para las diferentes actividades del proceso.

Etapas del proceso productivo

Para entender el proceso de producción es preciso tener en cuenta sus diferentes etapas y como intervienen en la consecución del producto final, con el fin de que estos satisfagan la necesidad de los clientes.

Estas etapas pueden variar según el tipo de industria, pero en líneas generales pueden ser:

  • Etapa de análisis

Es la primera etapa de cualquier proceso de producción, se reúnen las materias primas a utilizar en la fabricación, el objetivo principal en esta fase es conseguir la mayor cantidad posible de materia prima al menor costo.

Es en esta fase se descompone la materia prima en pequeñas partes usables, y se traza el objetivo de producción a conseguir.

  • Etapa de síntesis

Las materias primas recogidas previamente, se pasan las transformaciones necesarias hasta llegar a convertirse en el producto que la empresa promueve.

Esta etapa se lleva a cabo a través del montaje que la empresa dispone, durante la misma se deben observar los estándares de calidad y controlar el cumplimiento de los mismos. Para que esta etapa resulte como se ha previsto es necesario el trabajo de observación que permita prever los cambios y trazar un plan de acción en todo momento en función del cumplimiento de los objetivos.

  • Etapa de acondicionamiento

Esta etapa productiva tiene como objetivo la adecuación del producto a las necesidades del cliente, una etapa orientada hacia el almacenamiento, la comercialización, el transporte y otros elementos  asociados a la demanda.

Sin olvidar la tarea de control, que permita conocer si el producto entregado ha cumplido con los objetivos y con la calidad que los clientes demandan.

Tipos de procesos

  • Proceso lineal o por producto

Destinado para la producción de un bien o servicio específico, donde la máquina involucrada y la materia prima utilizada se basan en los requerimientos del producto en sí. Este tipo de proceso de un solo producto, permite alcanzar altos niveles de producción y requiere que el personal involucrado logre una alta eficiencia.

Este proceso además puede ser:

  • Por lote: Se produce una pequeña cantidad con la frecuencia necesaria. Admite cabios, por ejemplo, para producir un lote de productos diferentes se pueden cambiar las máquinas.
  • Producción en masa: Se producen cientos de productos idénticos en una línea de producción, aunque implica el montaje de sub-conjuntos individuales y de la automatización de gran parte de las tareas dentro del proceso.
  • Producción continua: Permite la manufactura de muchos miles de productos idénticos a diferencia de las dos anteriores para alcanzar estos volúmenes de productos, la producción se mantiene las 24 horas al día, los siete días a la semana.

De esta manera además se maximiza el rendimiento al eliminar los costes de arrancar y parar el proceso, el cual es altamente automatizado.

  • Proceso intermitente

Es el proceso en el cual la producción se lleva a cabo por lotes, es organizada en centros de trabajo, donde se agrupan máquinas de características similares.

El producto en proceso de producción transita y en su recorrido es controlado por los departamentos que se amerite.

La producción obtenga no muestra un flujo regular, la ventaja de este tipo de proceso productivo es que es que permite producir variedad de productos similares, con escasas modificaciones.

  • Proceso por proyecto

Destinado a la producción de productos con características únicas, ejemplo una casa, una lancha, o una película. Esta se trata en si de una serie de actividades realizada para lograr el avance en producción o construcción de cierto proyecto.

Es importante enfocar la planeación y el control de cada una de las tareas individuales, para hacer frente al objetivo general de la mejor manera.

  • Proceso bajo pedido

Bajo esta modalidad solo se produce un producto a la vez y todos son diferentes, este proceso implica el trabajo intenso de la mano de obra, aunque admite la interacción de la fabricación manual con el uso de algunos equipos o máquinas.

Como ya se sabe el proceso va a depender además del tipo de producto que se oferta, no es lo mismo la producción de productos frescos, a la producción de muebles, además que existen diversos sectores económicos y formas de trabajar, por lo que también tiene mucho que ver la capacidad instalada, las máquinas y el personal.

Para concluir es importante que el proceso productivo tenga en cuenta las características del mercado, a fin de que funcionen como aliados y puedan ajustarse o adaptarse mutuamente, para así evitar situaciones de crisis. Por ejemplo, una excesiva demanda puede producir escasez o desabastecimiento, y en caso contrario un proceso productivo por encima de la demanda estaría generando sobre producción u oferta, lo que trae como consecuencia bajas ventas y pérdidas a la empresa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.