Conclusión de una Entrevista de Trabajo ¿Como hacerla Correctamente?

En todo proceso de selección de personal, el primer contacto entre la empresa y el futuro empleado es la entrevista de trabajo. Luego de una búsqueda exhaustiva, la empresa considera que dicho perfil es acorde (o no) al empleado entrevistado, por lo que la última parte de dicha selección está acompañada de la conclusión de una entrevista de trabajo. Es decir, aquel momento de “cierre” o culminación en el cual el empleado es aceptado o rechazado para formar parte de la compañía (aunque seguramente el empleado no se enterará en ese momento).

La entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo es una conversación entre el empleador (o personal del área de selección de personal de una empresa) y un posible candidato.

En toda entrevista de trabajo se tendrá en cuenta la puntualidad, la presencia, el comportamiento, la postura que tome el entrevistado, etc. En pocas palabras, todo aquello que hace el posible futuro empleado, será evaluado en la entrevista de trabajo. Sn embargo, esto no debe ser considerado como algo negativo sino como una oportunidad para demostrar fortalezas.

La conclusión de una entrevista de trabajo

La conclusión de una entrevista de trabajo es tan importante como la primera imagen que el sujeto debe dejar en el posible empleador: está comprobado que toda entrevista de trabajo, conversación o diálogo que tengamos tiene dos puntos de mayor fuerza en el receptor: el inicio y el final del encuentro. Por lo tanto, no es de extrañar que debamos esforzarnos tanto al comienzo como al terminar dicho encuentro.

Sin embargo, cada empresa priorizará, dentro de la estructura de una entrevista, aquellos factores que considere de mayor importancia. No obstante y a grandes rasgos, las empresas tienen en cuenta los siguientes aspectos de un empleado en una entrevista de trabajo:

  1. La presencia y la puntualidad
  2. La actitud positiva (no eufórica pero sí positiva) y en muchos casos servicial
  3. La colaboración o el trabajo en equipo. Esto suele medirse con roll playing o test.
  4. Los antecedentes laborales (es decir la experiencia previa que el sujeto tenga en relación al puesto al que aspira)
  5. Los estudios académicos o cursos logrados
  6. Las cartas de recomendación de anteriores empleos
  7. Los test psicométricos y psicológicos. Es decir, una evaluación psicológica que realizan muchas empresas para identificar el tipo de personalidad de cada sujeto que se postula.

Conclusión de una Entrevista de Trabajo

La solicitud de una conclusión de una entrevista de trabajo

Muchas empresas solicitan a los empleados una especie de conclusión o cierre de dicha entrevista; algo similar a un momento en el cual existe una especie de devolución desde el empleado hacia el área de recursos humanos o selección de personal en relación al interés que éste tenga en ser parte de dicha compañía o no.  Este resulta ser un momento clave y único en el que el empleado puede “marcar la diferencia” en relación a otros candidatos con aquello que diga respecto a la experiencia que ha tenido en la (o las) entrevista/s previas con la empresa.

Mayormente la empresa preguntará si el empleado está de acuerdo con las condiciones laborales, de contratación, horarios, sueldo, premios, etc. Desde luego que, en estos casos y excepto que el empleado no se encuentre de acuerdo, la respuesta debe ser siempre afirmativa.

No obstante, en toda conclusión de una entrevista de trabajo debemos dejar una impronta sobre nuestra personalidad, actitud de servicio, profesionalidad, etc. A continuación veremos qué cosas debemos decir y qué cosas no debemos decir en una conclusión de una entrevista de trabajo.

¿Qué decir en una conclusión de una entrevista de trabajo?

  • El puesto exige absoluta responsabilidad, para lo cual me siento completamente calificado.
  • Ser parte de esta empresa ha sido uno de mis mayores anhelos desde hace años atrás. En este punto puedes destacar algo que identifique a la compañía: el buen trato a los empleados, el comedor (en caso que lo tenga), el horario, el crecimiento del personal dentro de la empresa, etc. Es conveniente no mencionar el salario como algo prioritario.
  • Me encantaría poder comenzar a desempeñarme aquí. Aprender y crecer a nivel laboral es una meta constante en mi vida y siento que esta empresa me ayudaría en mi crecimiento personal.
  • El puesto laboral al que aspiro requiere experiencia, preparación y buen trato: áreas en las que tengo amplia experiencia y solidez, habiendo cumplido con excelentes resultados en otras compañías. Esto es posible decirlo siempre y cuando sea posible comprobarlo.
  • La empresa tiene una forma de crecimiento y desempeño que siento es semejante a mi forma de actuar en la vida. Recuerda que toda empresa tiene una personalidad compuesta por sus empleados. Si logras captar y sentir esa personalidad colectiva forjada, entonces podrás adaptarte (en muchos casos) y ser parte de una empresa con beneficios y aspiraciones.

¿Qué NO decir en una conclusión de una entrevista de trabajo?

  • Me he postulado pues el empleo queda cerca de mi domicilio actual
  • Me interesa el sueldo porque lo necesito. Esto no es conveniente decirlo en una conclusión ya que demuestra que el único interés es el económico y, si bien todo empleador sabe que el empleado trabaja por un salario, no es el único aspecto a tener en cuenta
  • No estoy de acuerdo en “X” aspecto o punto con su compañía. Esto jamás debe decirse, excepto que se quiera que, afirmativamente, no nos vuelvan a contactar de dicha empresa.
  • Quiero entrar a trabajar aquí porque trabaja mi hermano, primo, amigo, novia, etc.
Conclusión de una Entrevista de Trabajo ¿Como hacerla Correctamente?
5 (100%) 2 vote[s]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.