Demanda Elástica (definición y calculo)

La demanda elástica es un concepto que se emplea en economía para evaluar cuál y como es la respuesta de un bien o producto ante un cambio en su precio.

El concepto es detallado por el economista Auguste Cournot de origen francés, en el año 1850, el tema se describe con más detalle por Alfred Marshall en el año 1890 en la obra principios de economía.

Ambos autores, describen que las cantidades demandadas de un bien mientras todos los otros factores no presenten variación, estarán determinadas en función al precio del mismo. Por lo que al haber un precio más bajo en este producto su demanda será mayor.

¿Qué es la Demanda elástica?

La demanda elástica es la relación inversa que existe entre el precio y la cantidad demandada de un bien o producto.

Según esto la demanda puede ser elástica, inelástica o normal. Esta relación se representa gráficamente, conectando así el precio y las cantidades del bien que se demanden.

La curva que describe esta gráfica puede ser inclinada o más horizontal, el primer caso describe una demanda inelástica con respecto al precio del artículo y el segundo caso representa una demanda elástica.

La elasticidad varía a lo largo de la curva, no está representada por una función lineal.

¿Qué se entiende por elasticidad y que permite?

La elasticidad, es la relación que permite conocer cómo influye el precio de un artículo sobre las cantidades del mismo que serán demandadas, la elasticidad nos permite clasificar los productos, por ejemplo, si la demanda es muy sensible a la variación de los precios se dice que es elástica, en este caso su grafica tiene una curva de poca pendiente.

Esta relación es aplicable para todo tipo de artículos por lo que se puede emplear en estudios donde se requiere conocer el comportamiento en la demanda de los mismos al existir una variación de su precio.

Algunos productos, como el petróleo y los cigarros, presentan un comportamiento en su demanda inelástico a largo plazo, por eso se le aplican impuestos adicionales. Con el tiempo las personas se acostumbran al nuevo precio y continúan con su consumo.

Si la demanda de determinado bien es elástica, una baja de sus precios puede generar ganancias al incrementarse sus ventas en una proporción más alta que su cambio de precio.

¿Cómo se calcula la elasticidad de la demanda?

Esta relación se calcula a través de la siguiente formula. Donde Ed representa la elasticidad.

Ed = Variación porcentual de la cantidad demandada / Variación porcentual del precio

La demanda es inelástica, cuando el coeficiente es menor a la unidad, ya que, aunque exista variación en el precio la demanda no será afectada en forma significativa, lo cual ocurre en productos de primera necesidad.

Este caso lo observamos, cuando hay competencia en el mercado y variaciones ascendentes del precio modificaran el consumo del producto en cuestión.

Cuando el coeficiente es mayor a uno, la demanda es elástica, en este caso al haber cambios del precio del producto las cantidades demandadas del mismo serán modificadas.

Factores que afectan la demanda

La elasticidad de la demanda determinara que algunos productos sean más sensibles que otros a la variación de los precios. Existen una serie de factores que inciden en esta relación, estos son:

  • Necesidad del producto.
  • Presencia de artículos sustitutos o alternativos.
  • Tiempo.

En cuanto a la necesidad del producto se presenta como ejemplo, el caso de cualquier medicamento que tenga carácter indispensable para la salud, donde el precio del mismo no afectara tan marcadamente la demanda del mismo. En este caso su demanda tiende a ser inelástica.

En los artículos de lujo se observa una respuesta en la demanda muy diferente, pues al tener cambios de su precio se observará aumento o disminución de las cantidades que se demanden, estos productos pueden dejar de consumirse, en este caso su demanda es más elástica.

Otro factor que influye en la demanda es la presencia de productos que puedan sustituir al artículo en cuestión que permitan remplazar el consumo, si existen los sustitutos la demanda será elástica.

Un ejemplo tradicional es el caso de la mantequilla y la margarina, donde el bien sustituto, la margarina en este caso, adquiere importancia al presentarse un aumento de precio en la mantequilla, entonces sucede que al aumentar el precio de la mantequilla se demandaran más cantidades de margarina.

El caso contrario ocurre cuando no existe un producto para sustituir la demanda, entonces se nota que la misma se mantiene por lo que se considera inelástica.

El factor tiempo afectara la demanda, en este caso a largo plazo tiende a aumentar la elasticidad, pues los consumidores podrán ajustar su comportamiento para adaptarse a los productos para sustituir. Con el paso del tiempo el consumidor puede adaptarse al nuevo precio y nuevamente consumir niveles habituales del artículo, con lo que se manifiesta la demanda inelástica.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.