Ingreso Marginal

El ingreso marginal es un concepto imprescindible en teoría microeconómica, utilizado para determinar el cambio en el ingreso total al variar la cuantía de producción de una empresa.

Este va a depender del volumen producido por ende de la tecnología empleada en el proceso productivo y de la cantidad de los diferentes insumos.

En microeconomía se define el ingreso marginal como el cambio ocurrido en el ingreso total, ocurrido cuando se incrementa la cantidad producida y vendida en una unidad.

¿Qué se entiende por ingreso marginal?

El ingreso marginal es el aumento en el ingreso total al vender una unidad adicional al precio del mercado, para una empresa en libre competencia el ingreso marginal es igual al precio.

Normalmente la curva de dicho ingreso resulta tener forma de campana, como la indicada por la ley de rendimientos decrecientes, Por lo que cuantas más unidades sean producidas menor debe de ser el ingreso marginal.

Para cualquier empresa resulta más beneficioso tener una mayor producción, aunque se esté reduciendo el ingreso marginal, esto hasta que dicho ingreso marginal iguale el costo marginal.

Ingreso Marginal

¿Qué es costo marginal?

Es el costo adicional que resulta al producir y comercializar una unidad adicional.

La igualdad mencionada entre ingreso – costo significa que no se está generando excedente alguno, por lo tanto no genera ni representa beneficio, no obstante al producir más unidades después de la igualdad ingreso – costo solo se estará generando pérdidas.

Aunque si se trata del ingreso de una empresa en competencia perfecta, donde productores y consumidores no tienen influencia sobre el precio del bien o servicio la curva de ingreso marginal resulta una línea horizontal, dada por el precio inherente para todas las longitudes de venta.

Formula del ingreso marginal

Matemáticamente, la función del IM se expresa como una derivada en función del ingreso total IT Ingreso Total, respecto a la cantidad.

Una empresa puede calcular el ingreso marginal de manera simple dividiendo el cambio en los ingresos totales entre el número de unidades adicionales. Veamos un ejemplo:

IM= CAMBIO INGRESOS TOTALES / UNIDADES ADICIONALES

Por ejemplo:

Una empresa de zapatos tiene un ingreso visto desde su primer par de zapatos que cuesta 20 euros.

El ingreso marginal entonces sería:

IM = (20 euros en total de ingresos / 1 unidad de producto) = 20 euros

Si el ingreso del segundo par de zapatos es de 18 euros, el IM obtenido mediante la producción de este sería de:

IM = (20 + 18) – 20 euros/1 unidad adicional) = 18 euros / 1 unidad adicional = 18 euros

Mediante esta operación la empresa puede hacer comparación de la cuantía que cada unidad adicional producida añade al ingreso total y al coste total.

De igual manera, si el ingreso percibido por cada unidad adicional es mayor que el coste marginal (al medir la tasa de variación de coste, entre variación de la producción), la empresa entiende la necesidad de producir dicha unidad, ya que de lo contrario, sus beneficios se verán reducidos, y se incrementaran las pérdidas.

Para una empresa en su etapa inicial de producción, generalmente el ingreso marginal frecuentemente es mayor al coste marginal, por lo tanto, le puede resultar rentable seguir produciendo con la misma dinámica. Sin embargo, en las fases subsiguientes en producción relativamente alta, puede suceder que los costes marginales crezcan más que los ingresos marginales, en este momento la empresa debe estudiar la situación y evitar la producción en esa línea.

Para finalizar es importante resaltar, que este enfoque marginal se emplea para optimizar los beneficios a corto plazo o minimizar las perdidas, llegando a producir el nivel de producto donde el IM sea igual al CM, que es la idea principal de toda empresa que busca maximizar sus utilidades.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.