Posicionamiento de mercado (Definición y diferencias de estrategias)

El posicionamiento de mercado consiste en indicar la posición en que se encuentra el producto o servicio de una determinada empresa en comparación con otras que tienen productos similares en el mercado. Un adecuado posicionamiento permite que el producto se considere como único, lo que ayuda a que el usuario lo utilice para beneficiarse.

Un correspondiente posicionamiento de mercado permite que un producto o marca pueda resaltar ante las demás, especialmente donde existen otros productos parecidos que ofrezcan ciertas características similares. Además, facilita la comercialización a precios superiores y alejarse de la competencia en relación a los resultados.

También se debe tener en cuenta, que este posicionamiento consigue que una empresa o producto pueda fácilmente superar las épocas difíciles de ventas y al mismo tiempo, proporcionar mucha más flexibilidad ante las modificaciones, publicidad, distribución y extensiones.

Pasos para un adecuado procesamiento de mercado

Dentro de los pasos que se dan en el procesamiento de posicionamiento de mercado, se pueden mencionar los siguientes:

  • Segmentación del mercado.
  • Elección de uno o varios segmentos que podrían convertirse en el producto.
  • Seleccionar y desarrollar el concepto de posicionamiento.
  • Analizar cada uno de los segmentos.
  • Identificación de las diversas opciones de posicionamiento para cada uno de los segmentos que se seleccionan dentro del mercado.

Tipos de procesamiento del mercado

Se puede llegar a pensar que intentar desarrollar más de un tipo de posicionamiento es perfecto para una marca, realmente es mucho mejor enfocarse en las diferentes opciones que pueden ayudar a tener oportunidades exitosas.

Entre los diferentes tipos de posicionamiento que se pueden seleccionar se encuentran:

1.       Diferenciación

La diferenciación resalta las características que permiten que el producto o la marca sean únicos, al igual que su composición, servicio o diseño, lo que ayudará a que se coloque por encima de la competencia.

2.       Beneficio

Si la marca o producto proporciona un valor adicional al producto o servicio, puede darle un gran beneficio al consumidor.

3.       Competitivo

En el posicionamiento de mercado, se realizan comparaciones con la finalidad de competir con los adversarios, lo que significa que se puede hacer lo mismo, pero de una manera más eficiente.

4.       Nicho de mercado

Si se diseña un producto o servicio especialmente para satisfacer las necesidades que requiere el mercado, puede ser mucho más fácil promoverlo de manera especial y exclusiva.

5.       Estratégico

Generalmente las marcas que son reconocidas y que tienen una favorable posición dentro del mercado, proporcionan mejores precios y calidad, al facilitar mayor prestigio a los usuarios que lo utilizan.

Errores del procesamiento del mercado

Dentro del posicionamiento pueden presentarse algunos errores como los siguientes:

  • Sobreposicionamiento: Generalmente el consumidor tiene limitaciones al percibir la imagen de la marca, lo que es un error que puede provocar que los clientes se sientan lejos del alcance de dicha marca.
  • Subposicionamiento: Este error puede permitir una vaga idea de la marca en la mente de los clientes, esto podría conseguir que la marca no se pueda diferenciar.
  • Posicionamiento confuso: Cuando la marca no tiene una posición bien definida, hace cambios constantes o se posiciona en segmentos diferentes, puede llegar a permitir confusión en la mente del consumidor.
  • Posicionamiento dudoso: Esto sucede cuando las promesas de la marca no tienen credibilidad para los consumidores, en casos cuando el precio se cree un beneficio por su bajo costo y al final termine provocando el rechazo del cliente.

Diferencias de las estrategias del posicionamiento del mercado

Para seleccionar y aplicar una correcta estrategia de posicionamiento, cada una de las empresas está en el deber de diferenciar lo que ofrece, creando un producto o servicio que beneficie al cliente de forma competitiva y atraiga muchos más compradores. Algunas de estas diferencias pueden ser:

1.       Diferencias del producto

Una empresa puede llegar a darle diferencia a su producto a través de su material, características de seguridad, facilidad de uso, diseño, comodidad y estilo, entre otras cosas. Esta es una estrategia muy utilizada por las empresas para resaltar su producto y hacerle la competencia al mercado para tener una buena posición ante los consumidores.

2.       Diferencias de los servicios

Existen empresas que consiguen ventajas competitivas por medio de estrategias rápidas y confiables, tanto en su instalación, como en la reparación y capacitación, al igual que en la asesoría de sus servicios.

3.       Diferencias del personal

Esta diferencia se relaciona con la contratación y la capacitación que una empresa le ofrece a su personal para que trabajen con eficiencia cada día más. Para que esta estrategia pueda funcionar, la empresa debe hacer una cuidadosa selección y una beneficiosa capacitación a todo el personal que va a tener contacto directo con los clientes.

4.       Diferencias de la imagen

La mayoría de las empresas se esmeran por crear y proporcionar una imagen que la diferencie de otras compañías que estén dentro de la competencia. La marca o la imagen de una empresa, tiene que transmitir un mensaje distinto y original que llame la atención y comunique las ventajas que tiene el producto al igual que su posición.

Los símbolos pueden llevar a un favorable reconocimiento tanto de la marca y de la empresa, además de la diferenciación de la imagen. Las empresas diseñan su propio logo para que puedan ser reconocidas inmediatamente. También, se asocian con letras u objetos que demuestran ser símbolos de calidad.

5.       Elección de ventaja competitiva

Si una empresa cuenta con varias ventajas competitivas, debe seleccionar cuál se utilizará para que su estrategia pueda lograr un posicionamiento. En ese caso, algunas compañías tienen que limitarse a promover su única ventaja para lograr su objetivo en el mercado y se clasifique como el número uno, puesto que los compradores siempre van a recordar.

En algunas ocasiones, las diferencias de la marca no valen la pena ni tienen sentido, ya que no sirven para hacer la diferencia, lo que significa que la empresa debe tener cuidado de la forma y la estrategia que utilizará para distinguirse ante la competencia.

Es importante que, al empezar el posicionamiento de un producto o servicio, es necesario responder algunas interrogantes como qué está comprando el cliente, que diferencia tiene su producto de la competencia y por qué el producto es único.

Debido a esto, la empresa debe indicar el mercado objetivo, cómo llegar a el, qué se está comprando y cuál es la propuesta de venta, siendo esta, la mejor manera de conocer todas estas interrogantes de forma organizada para un exitoso procesamiento de mercado.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.