Tasa de Desempleo

Antes de hablar de la tasa de desempleo, es importante conocer ¿Qué es el desempleo?. Se entiende por desempleo a la fracción de la población, que a pesar de tener las condiciones necesarias para trabajar, no se encuentra ocupada en funciones de producción de bienes o servicios. Esta definición abarca a las personas cesantes y a las que buscan empleo inicialmente.

Esta tase se le conoce también como tasa de paro, y se encarga de medir el nivel de desocupación de la población activa, que hace referencia a las personas que están en condiciones de salud, edad y con disposición a trabajar, pero que no ocupan un puesto de trabajo.

Tasa de Desempleo

Causas del desempleo

  • Inestabilidad en el mercado productivo y en la economía del país.
  • Condiciones climáticas del país.
  • Falta de experiencia laboral previa.
  • Situaciones internas de la región o país, tales como hiperinflación, inflación, estanflación, o fenómenos similares.
  • Falta de inversión en los rubros productivos del país.
  • Falta de preparación académica y tecnológica.

Cómo se calcula la tasa de desempleo

Este es un indicador muy fácil de calcular, se computa el número de desempleados dividido entre la población activa y se expresa en forma de porcentaje (%), o sea calcula el nivel de desocupación en relación a la población activa.

Esto quiere decir que no es una razón entre el total de la gente desempleada y el total de la población, sino el porcentaje que representa aquella porción de la población que se denomina “activa” desde el punto de vista económico y que está en búsqueda de empleo.

Fórmula para calcular la tasa de desempleo

TD = (N desempleados/ Población activa)*100

Ejemplo:

Población desempleada: 10.000.000

Población ocupada: 20.000.000

Población activa: 30.000.000

Calculando la tasa de desempleo obtenemos:

TD= (10.000.000/30.000.000)*100= 33,33%

Esto quiere decir que el 66,67% de la población activa esta empleada y el 33,33% de la misma está desempleada.

Tipos de desempleo

Generalmente se conocen los siguientes tipos de desempleo:

· Desempleo estructural:

Se genera producto de una irregularidad sostenida entre la calidad del desempleo y las cualidades de la oferta y la demanda del mercado, también es producto de la poca adaptabilidad de los sectores económicos de la sociedad a la economía externa y de la debilidad para lograr desarrollar un eficiente mercado, lo que hace que el modelo productivo caduque.

· Desempleo cíclico:

Este tipo de desempleo se genera como consecuencia de los lapsos cíclicos económicos de un país.

· Desempleo friccional:

Este tipo de paro, depende en gran medida del grado de satisfacción personal del trabajador, quien estará en búsqueda de mejoras para su crecimiento y desarrollo personal, por lo que esta paralización siempre es temporal.

Se produce por la falta de uniformidad e información transparente en el Mercado Laboral. Por lo tanto, obedece a una circunstancia transitoria.

· Desempleo estacional:

Es el desempleo producto u originado por los ciclos estacionales de los países o sus regiones.

· Desempleo de larga duración:

Este paro se caracteriza por tener un lapso de tiempo superior a seis (06) meses, por lo que causa efectos negativos en el trabajador cesante desde el punto de vista psicológico, ya que al verse imposibilitado a encontrar empleo afronta sentimientos de incapacidad e inutilidad. También afecta a la estabilidad económica del país.

· Desempleo abierto:

A pesar de estar cesantes, el trabajador desempleado se encuentra activamente en la búsqueda de empleo, se encuentra siempre disponible y dispuesto a emplearse.

· Desempleo en iniciación:

Ocurre cuando el trabajador se encuentra a la expectativa de una segunda llamada previa a una entrevista.  También es el tipo de desempleo que abarca a aquellos que están recién iniciando su entrada al campo laboral, como pasantes, recién graduados y otros.

Conclusión

Para concluir hay que resaltar que la presencia de una tasa de desempleo elevada, representa un problema económico y social.

Desde el punto de vista económico, se considera un despilfarro de recursos valiosos, y desde el punto de vista social representa una fuente de malestar y sufrimiento, ya que el trabajador en paro debe vivir con una renta menor o sin ella y las dificultades económicas generan impotencia,  afectan su vida familiar, social y en general sus emociones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.