Administración Comercial; Definición y Etapas

Desde que el hombre se adaptó a vivir en sociedad, ha existido el intercambio de bienes y servicios en función de lograr mayores recursos para la vida.

El mundo actual, se conforma por empresas organizadas, con distintas áreas de trabajo, tareas, especializaciones, teniendo cada empleado un rol particular dependiendo de su formación profesional, su experiencia y su eficiencia.

Entre estas áreas está la administración comercial, que responde a la organización de los recursos disponibles en función de lograr el mayor rendimiento ante el logro de determinado objetivo.

¿Qué es la administración Comercial?

La administración comercial es una ciencia utiliza de herramientas y técnicas para aprovechamiento óptimo de los recursos (humanos, financieros, materiales y tecnológicos), y en base a ello organizar, planificar, dirigir y controlar la estabilidad y el crecimiento de las organizaciones, bien sean empresas, instituciones, corporaciones o cualquier otra forma de organización que ofrezca o brinde un bien o servicio.

Para su correcto desempeño la administración comercial debe llevar una relación justa con ciencias como la sociología, psicología, el derecho, la economía y otras ciencias exactas como las matemáticas, la contabilidad y la cibernética que le permiten aplicar conocimientos del comportamiento del hombre y las sociedades, trabajar con números y equipos tecnológicos, apuntando siempre a la elaboración y cumplimiento de objetivos empresariales.

La administración es aquello que hacen los gerentes para que la empresa funcione adecuadamente, empezando por la coordinación de actividades de trabajo para que se lleven a cabo de manera eficiente y eficaz por todos los colaboradores de la empresa.

¿Qué busca la administración comercial?

De acuerdo a la definición formal, que dice que la administración es un proceso que crea un ambiente empresarial, en el que trabajando en equipo, se obtengan objetivos en manera eficiente y eficaz.

Pues precisamente eso busca la administración la eficiencia y eficacia en el desempeño de la organización.

Eficiencia

Obtener los mejores resultados posibles con el mínimo de inversión de los recursos,  haciendo bien las tareas y actividades sin desperdiciar un solo recurso, con el fin de lograr los objetivos al menor costo.

Eficacia

Completar cada una de las actividades previstas, para alcanzar las metas de la organización, haciendo las cosas correctas y concretas.

Etapas de una buena administración

Como todo proceso la administración debe seguir ciertas etapas, estas son:

Planificación

Se centra en el planteamiento de objetivos y metas, definiendo los esfuerzos que se llevaran a cabo a fin de hacer realidad diversos propósitos y cumplir con dichos objetivos.

Este proceso requiere respetar los pasos que se fijan en el primer momento, la cual supone el trabajo en equipo bajo una misma línea, desde el comienzo del proyecto.

Organización

Se centra en el desarrollo de planes de acción para alcanzar los objetivos y metas planteados, definiendo las actividades y tareas concretas a desarrollar, así como quien la va a llevar a cabo.

Unificación de Personal

Se centra en la asignación de las diferentes tareas a las áreas o departamentos concretos para que se ejecuten por el recurso humano definido en la fase de organización del proyecto.

Dirección

Se centra en la tarea de dirigir al personal asignado en cada una de las Tareas o funciones, con el fin de que se lleve a cabo todo en condiciones de excelencia y eficiencia.

Es esa fase de la administración en la que se logra efectivamente la realización de todo lo planeado, mediante la autoridad del administrador, ejercida a base de decisiones y delegación de funciones, tareas y autoridad.

Control

Es la última de las fases del proceso administrativo, en esta se debe determinar si las tareas y objetivos se han llevado a cabo de acuerdo a lo establecido, cumpliendo con lo planificado.

Tiene por finalidad encontrar y señalar los errores y debilidades a fin de corregirlos e impedir que se vuelvan a cometer, estableciendo la correcta retroalimentación en todo el proceso que permita medir las desviaciones cometidas y establecer modificaciones necesarias del plan original.

Para concluir es necesario decir que el administrador es el responsable de llevar la administración en una empresa, entre sus funciones destacan:

  • Crear y ejecutar conocimientos relevantes sobre el uso correcto y la optimización de los recursos disponibles para operar en la organización.
  • Otorgar efectividad a los esfuerzos del recurso humano.
  • Desarrollar y permitir el crecimiento sustentable de la organización.
  • Generar información importante sobre el trato correcto de los recursos de operación, especialmente del recurso humano, como elemento indispensable en cualquier organización.
  • Medir el desempeño y generar información relevante para efectuar los cambios pertinentes en beneficio de la operatividad y mejor desempeño de la empresa.
  • Reducir en la medida posible los costos de operación.

Una buena administración es aquella que se basa en la optimización de todos los recursos, genera constantes ideas de innovación, tiene capacidad de adaptación al  cambio en pro del beneficio y eficiencia del logro de los objetivos.

Compartir
Ingeniero Civil Industrial con experiencia en empresas multinacionales. Me gusta la redacción de artículos de liderazgo, administración de empresas y estrategia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here