Distribución de la Riqueza

Todos estamos claros de la existencia de desigualdades en algunos casos muy injustas en el reparto de la riqueza a nivel mundial.

Este tema siempre ha estado bajo la lupa y al respecto han surgido numerosos debates, pues es evidente la preocupación de los diferentes sectores de la sociedad, en torno a esta problemática, la cual debe ir más allá de unas promesas en campaña electoral.

Desde cualquier punto de vista o arista que se aprecie, la distribución desequilibrada de la riqueza es injusta, especialmente para la parte menos beneficiada en el reparto, pues mientras que existen personas muy ricas, que gozan de grandes benéficos económicos y comodidades a la hora de cubrir sus necesidades, en el mundo también existen una gran cantidad de personas muy pobres sin posibilidad de cubrir sus necesidades básicas incluyendo la alimentación y vivienda.

¿Qué es la distribución de la riqueza?

Se puede definir la distribución de la riqueza como la forma en que se reparte, el producto total producido por un país, entre trabajadores y empresarios. Este reparto se encuentra determinado por las políticas económicas implementadas por el Estado, las cuales influyen en las decisiones tomadas por las empresas y la conducta adoptada por los ciudadanos.

La transferencia de riqueza sucede de unas personas a otras y se da mediante elementos sociales como los impuestos, el bienestar social, la caridad, los servicios públicos, los subsidios, las políticas monetarias y acciones de reparación de daños a terceros con carácter legal, entre otras.

​Normalmente el término hace referencia a la redistribución económica en un contexto amplio, y de transferencia de quien más tiene a quienes menos tienen.

En vista de ello el dato aportado en numerosos estudios para la primera década del siglo XX resulta grotesco, pues pensar que más del 43% de la riqueza mundial estuviera concentrada en el 1% de la población resulta difícil de aceptar, además de muy injusto.

Factores que inciden en la distribución de la riqueza

Hay tres factores que pueden incidir en la distribución del l riqueza o del ingreso o riqueza en cualquier país:

El Estado:

Es el factor que más influencia tiene en dicha distribución, pues es el estado quien determina las políticas económicas a seguir, dista normas que regulan y priorizan la inversión productiva, además interviene en el establecimiento de los salarios mínimos, pauta los impuestos a las ganancias y su distribución, favorece la producción nacional imponiendo trabas a la importación de bienes o servicios de producción local, regula los precios de la cesta básica, etc.

Las empresas:

A estos entes económicos les corresponde cierta autonomía, basada en esta pueden tomar decisiones que inciden en la distribución de la riqueza, como los porcentajes de ganancias, tipo de producción que se lleva a cabo, el uso de materia prima económica o de calidad, entre otros.

Sin embargo, esta capacidad autónoma tiene límites impuestos y fijados por el Estado, un ejemplo de ello son las políticas que sostienen la fijación del salario o la presión tributaria que dificulta a las empresas el proceso de reinversión productiva.

Los hogares:

Como unidades de consumo pueden tomar decisiones o actitudes que repercuten en dicha distribución, especialmente cuando ni se consume conscientemente y se tiende a gastar más de lo que se gana, generando endeudamiento y en ocasiones la falta de liquidez nos lleva a estar por debajo de la tasa promedio.

El estado también puede incidir en la orientación del consumo en los hogares, por ejemplo, con medidas regulatorias de las ganancias que se verían en precios más accesibles al consumidor.

Basado en los puntos arriba expuestos se observa que la distribución puede ser:

  • De acuerdo a la forma en que interviene cada medio de producción en el proceso productivo nacional.

En vista de que cada medio de producción hace cierto aporte al proceso productivo, dicho aporte determina la forma de distribución de la riqueza, por ejemplo, al ser más importante el capital que la naturaleza y el trabajo, los dueños de dicho capital obtendrán un porcentaje mayor de la renta.

En este sentido el nivel de desigualdad dependerá de la diferencia en el aporte, pues cada medio hace su aportación de distinta forma.

  • De acuerdo a la estructura de gobierno y el sistema económico utilizado.

En una economía capitalista, se basa la distribución de la riqueza en la competencia, la demanda y la oferta. La importancia que logre cada medio de producción será clave en la obtención de su renta. En una economía socialista, el estado dirige la riqueza y se distribuye según los fines de éste.

¿Cómo se distribuye la riqueza?

En líneas generales general, la distribución de la riqueza al final del proceso de producción se otorga de la siguiente manera:

A la naturaleza

Es quien aporta los recursos naturales y le corresponde como pago de arrendamiento la renta de la tierra.

Al trabajo

Recurso humano quien aporta su esfuerzo creador en la creación de bienes, le corresponde el salario.

Al capital

Bienes que asientan la creación de nuevos productos, le corresponde un interés que permite el aumento progresivo del capital.

El Estado

Es el órgano tutelar de todo el proceso, le corresponde ciertas contribuciones y los impuestos.

La empresa

Ente económico que se encarga de coordinar, organizar y dirigir todas las actividades productivas, por lo que le corresponde una ganancia o beneficio.

Conclusión

Para finalizar vale la pena destacar que la forma en la cual se distribuye la riqueza de un país influye en factores sociales como el bienestar, nivel de vida, la salud. También puede afectar las nuevas inversiones o reinversión, la producción de nuevos bienes y/o servicios, el ahorro y el consumo.

Debemos ser conscientes que a pesar de que pasen los años, las civilizaciones avancen y las mismas se acerquen al progreso, la riqueza del mundo sigue siendo controlada por una minoría de personas, mientras que el resto de la población mundial ocupamos un papel de simples piezas en un rompecabezas, que encajadas perfectamente, solo facilitan a esa minoría la posibilidad de mantenerse en su posición privilegiada.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.