Outsourcing (definición y características)

Outsourcing es un término del inglés, bastante utilizado en los negocios en el idioma español, vale destacar que el mismo no forma parte del diccionario de la Real Academia Española. Su traducción semejante es subcontratación, y es definido como el contrato que realizan las empresas entre sí para llevar a cabo determinados trabajos.

Se encarga de movilizar los recursos de una empresa, hacia otra de manera externa a través de un contrato por determinadas labores y tiempo, de esta forma, se consigue que la compañía subcontratada pueda desarrollar ciertas actividades en nombre de la primera.

Este tipo de práctica se ha visto envuelta en controversias, las críticas hacen referencia a la labilidad laboral de los subcontratados y a la decadencia de puestos de empleo de calidad, sobre todo cuando se lleva a cabo de un país a otro, es decir una empresa de determinado país subcontrata a empresa de otro país menospreciando la mano de obra nacional.

Para que el tema quede bien claro desarrollamos preguntas y respuestas sencillas.

¿Qué es el Outsourcing?

Es la subcontratación de terceros para llevar a cabo y hacerse cargo de ciertas actividades complementarias a la actividad principal pero relacionada de otra empresa.

De esta manera la empresa principal puede centrarse y especializarse en algunas actividades, aumentando la eficiencia y ahorrando tiempo.

¿Cuáles son las características del Outsourcing?

  • Existen una gran variedad de actividades que pueden ser subcontratadas.
  • Nunca se subcontrata a otra empresa para desarrollar una actividad principal o que identifique la empresa primaria.
  • Debe haber buena comunicación y la información necesaria de ambas partes, para conseguir un trabajo más justo y efectivo.
  • Es muy utilizado habitualmente, con el objetivo lograr un crecimiento rápido de la empresa.

¿Qué se debe tener en cuenta al hacer outsourcing?

Es posible contratar casi cualquier labor bajo outsourcing, la regla básica y elemental es realizar una comparación de los costos al contratar con los costos de hacerlo tú mismo.

Antes de hacer esto o subcontratar como prefieras llamarle, deben analizarse bien diversos aspectos, entre ellos los más importantes son:

  • Comparación y análisis de los costos (ver los tipos de costos).
  • Conocer lo antecedentes, la experiencia y si es posible tener referencias de la empresa que se va a contratar.
  • Estar al tanto, de la percepción de otras empresas que en algún momento hayan realizado este proceso en la misma área.
  • Se debe establecer la importancia del área o actividad que se quiere contratar, si se trata o considera un área vital o de gran importancia para la empresa no se debe dar en outsourcing, por dos razones sencillas.
  • Se debe considerar la legalidad del contrato, dejar claramente establecidas y sentadas las condiciones del trabajo y además las sanciones en caso de incumplimiento por parte de la contratista.

Otra regla básica y muy importante es no revelar en outsourcing las funciones o áreas que consideres fundamental en tu empresa, por dos sencillas razones: puede dañarse el nombre o imagen de la empresa y la otra es que estas generando una alta competencia sin querer para a tu misma empresa.

Para que esto lo tengas bien claro, por ejemplo, imaginas a Microsoft haciendo outsourcing para la programación o desarrollo de sus softwares, te aseguro que no lo haría, ya que esta entre sus labores fundamentales.

Practicar la subcontratación es bueno, pero si se hace a la ligera, puede traer como consecuencias negativas a la rentabilidad, desarrollo y crecimiento de la empresa, las más comunes son altos costos e inmovilizaciones del negocio.

Visto de buena manera es mucho más que simples subcontrataciones, se trata de establecer alianzas con otras empresas especializadas en tareas no fundamentales para la nuestra, para así basados en la colaboración desarrollar proyectos grandes más eficientemente.

Beneficios de la subcontratación

  • Al contratar una empresa especializada en cierta tarea, se tiene la seguridad de que se realiza con éxito dando un buen resultado
  • Se agiliza o automatiza el trabajo ahorrando así en costes.
  • Se controla fácilmente tareas que necesitarían gran inversión de capital y recurso humano si no se subcontrata.
  • Los costos decaen y se reduce la inversión en el equipo y la planta.
  • Permite a la empresa responder rápidamente a cambios en el entorno.
  • Permite la especialización y acrecentamiento en los puntos fuertes de la empresa.
  • Apoya la construcción de un valor compartido.
  • Ayuda a la redefinición de la empresa.
  • Construye una ventaja competitiva sostenida por un mayor alcance de la empresa.
  • Permite mejorar los tiempos de entrega.
  • Permite a la empresa tener diversidad operativa sin incurrir en la necesidad de entrenar personal.
  • Aplicación de talento y los recursos propios de la empresa en las áreas claves.
  • Ayuda a enfrentar cambios en los negocios.
  • Amplia la flexibilidad de la organización y disminuye sus costos fijos.

Desventajas del outsourcing

  • Retraso en lo relativo a la innovación.
  • Se puede generar una competencia desleal.
  • Al suplidor externo al tener conocimiento del producto o proceso en cuestión, puede empezar una industria propia y convertirse en un competidor.
  • El costo ahorrado puede en ocasiones no ser el esperado.
  • El incremento de las tarifas dificulta volver a implementar las actividades de manera que representen una ventaja, que se pueda considerar competitiva para la empresa.
  • Pérdida de control sobre la actividad.
  • Inconvenientes de la subcontratación.
  • Problemas operativos cuando la empresa subcontratada no comparte la cultura de la empresa.
  • No se constituye un compromiso moral para realizar un buen trabajo, debido a que, en la subcontratación, el personal no forma parte de la empresa y no se identifica éticamente ni emocionalmente con la misma.

Al tratar el tema frecuentemente se oirá el término de externalización pues este no es más que el mismo proceso de outsourcing que le concede a una empresa aumentar su capacidad para desarrollar actividades, delegando dicho trabajo en una empresa especializada, así diversificar o extender los negocios de la misma.

Cualquier empresa sin importar su tamaño puede externalizar un servicio, comúnmente es difícil que las empresas tradicionales asuman este reto, mientras que las empresas nuevas adoptan esta modalidad  fácilmente, ya que, diseñan sus procesos desde el inicio para que se lleven a cabo de la manera más eficientemente posible, lo que logra subcontratando actividades menores y de importancia no fundamental en el desarrollo de la empresa, pero que de igual manera es importante se lleven a cabo con la mayor eficiencia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.